Psicólogos Bilbao explica las principales características del duelo; proceso inevitable que acompaña a cualquier pérdida en nuestra vida.

09.01.2012

Desde Psicólogos en Bilbao vamos trabajando las pérdidas por diferentes caminos; y las diferentes pérdidas que la vida trae consigo misma. Está claro que no solo un fallecimiento es una pérdida; Psicólogos Bilbao entiende que todo lo que implica desapego y dolor es una pérdida importante que necesita orientación. En este punto es donde os podemos ayudar terapéuticamente a través de nuestra terapia. Es importante para la persona que está en proceso de duelo, saber que lo que siente es lo que en ese momento tiene que sentir.

Es habitual que en el transcurso de la vida combatamos la pérdida y le opongamos resistencia, sin entender que la vida es pérdida y la pérdida es vida; la vida no puede cambiar y nosotros no podemos crecer sin pérdida. Un viejo refrán judío dice: “Si bailas en muchas bodas, llorarás en muchos funerales”. Esto significa que, si estaremos en muchos comienzos también estaremos en muchos finales. Si tenemos muchos amigos, experimentaremos nuestra parte de pérdidas.
Si estás sufriendo una gran pérdida es porque la vida te ha colmado de grandes bendiciones. Como dice Alba Payás “El duelo es el precio de haber amado mucho”…

Las pérdidas de la vida pueden ser grandes y pequeñas, todo lo que va desde la muerte de un ser querido al extravío de un número de teléfono…. Es lo que, desde Psicólogos Bilbao mencionábamos desde el principio.

Las pérdidas pueden ser permanentes, como un fallecimiento, o temporales, como cuando echas de menos a un hijo por un viaje de fin de curso.

Las Cinco Etapas –que describen cómo reaccionamos a las pérdidas, no solo a la muerte- pueden aplicarse a todas nuestras pérdidas en la vida, sean grandes o pequeñas, temporales o permanentes.

Esta cinco etapas son las siguientes:

1. Negación: los médicos dicen que o puede seguir los objetos con la mirada, pero hay que darle tiempo; cuando crezca será capaz de hacerlo.
2. Ira: los médicos deberían haberlo sabido, ¡tendrían que habérnoslo dicho antes! ¡No puede pasarnos esto!
3. Pacto: podré enfrentarme a ello siempre que él sea capaz de aprender y cuidar de sí mismo cuando sea adulto.
4. Depresión: esto es terrible, su vida será muy limitada.
5. Aceptación: abordaremos los problemas a medida que surjan, y podrá tener una buena vida llena de amor.


No todo el mundo pasa siempre por estas cinco etapas en cada pérdida. Las reacciones no ocurren siempre en el mismo orden, y tal vez pasemos por las etapas más de una vez. Sin embargo, si que experimentaremos la pérdida muchas veces y de formas diversas, y reaccionaremos ante nuestras pérdidas. La pérdida significa una experiencia en ese terreno y nos prepara para salir adelante en la vida.

Lo que uno siente cuando pierde a alguien o algo, es justamente lo que debe sentir. No nos corresponde decirle a alguien: “has estado mucho tiempo en la negación, y ahora te toca pasar a otra etapa” o algo parecido, puesto que ignoramos como ha de ser el proceso de sanación de otra persona. Las pérdidas se sienten como se sienten. Nos dejan con una sensación de vacío, indefensos, paralizados, abatidos, tristes y temerosos. No queremos dormir, o queremos dormir todo el tiempo; no tenemos hambre o comemos todo lo que tenemos a la vista. Podemos saltar de un extremo a otro o detenernos en el medio. Pasar por alguna de estas fases, o por todas, es parte de la sanación.

MÁS EVENTOS »